ESTOY VIAJANDO A ARGENTINA

Si, así como lo leen. En estos momentos estoy sentada en el piso del aeropuerto de Barajas en Madrid robando electricidad para todos mis electrónicos. Me espera por delante una hora de espera y luego un vuelo de trece horas en el que planeo dormir, leer, dormir, ver películas, dormir, gordear y… ah! dormir un poco mas.

Mañana a la mañana aterrizo en mi tierra, voy a estar desembarcando en Ezeiza con todos los nervios de ver a mi familia otra vez. Esta es la segunda vez que vuelvo desde que me fui en Julio del 2014 y las sensaciones son distintas. Esta vez, los sentimientos se me salen del pecho. Es como si no se pudieran contener (Osea, yo se que mi torax es pequeño pero de verdad que es incontrolable. Lo juro),  es como si cada vez que pienso en las horas que me quedan mi cuerpo me dijera “Dale, salta, corre, grita. ¿Que estas esperando?”. Esta vez mi regreso es de afectos, vuelvo a recargar las pilas para el año que se me viene adelante. Ya no pienso en la comida, la musica o los lugares; pienso en los abrazos de mi mama, las bromas de mi viejo, las peleas con mi hermana. Pienso en mi perra llorando para ir a pasear y su ruido de chanchito cuando le rascas las orejas, pienso en que mi ahijada va a estar mas alta que yo, pienso en el olor de la cocina de mi abuela, en el ruido de los colectivos del barrio, los putos perros que ladraban e interrumpían todos mis videos. Pienso en mis amigos, pienso en los chistes de siempre de los que  nos vamos a reír y en esa sensación de que el tiempo entre nosotros no paso. Pienso en los mates, en los simpsons en telefe, pienso en la radio de la mañana con alguien haciendo chistes que entiendo. Pienso en momentos, en todas esas cosas que extraño y que tanto me hacen falta en este lado del mundo. Pienso en todo lo que necesito a montones para volver con energia renovada y llena de felicidad.

Estar lejos de casa no es facil, a veces se lleva bien y a veces se lleva muy mal. Generalmente esta todo bien pero cuando se pone feo, es feo de esos super feos que no conocías y te hacen doler el corazón, literal. Es de esos que te cortan la respiración y que con un abrazo abren una catarata de llanto que no termina. Pero eso no importa, ahora ya no importa porque estoy camino a casa. Esto a punto de subirme a un avion y disfrutar de mi familia por tres semanas y nada ni nade me va a quitar la felicidad de adentro. Voy a disfrutar todo, las peleas, los mates, el sol en el patio de mi casa y les voy a compartir todo esto para que disfruten conmigo.

¡Los veo del otro lado del charco!

 

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. andres dice:

    Ya te volviste for good? O estas viviendo permanente alla? Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s